De Njambre al mundo empresarial: así es nuestro programa de intraemprendedores

Por: Maria Esquivel

11/16/2021

En Njambre, siempre nos enfocamos en los emprendedores de impacto, aquellos que desde sus negocios generan transformaciones profundas en la sociedad y en el ambiente. Sin embargo, en los últimos años, conocimos a emprendedores que desafían este concepto. Son aquellos que buscan transformar la realidad y, para hacerlo, no buscan crear un nuevo negocio, sino innovar dentro de una organización más grande.

Muchas empresas están encarando procesos de transformación en la forma de trabajar o buscan nuevas formas de conectar con sus clientes; algunas hasta se animan a redefinir su propósito. Paralelamente, sucede que los colaboradores tienen nuevas y buenas ideas, pero no saben cómo canalizarlas ni ponerlas en marcha. Con este panorama fue que decidimos crear un programa para potenciar a los emprendedores de impacto dentro de grandes empresas.

El programa de intraemprendedores dura 12 semanas y apunta a generar soluciones con impacto social dentro de empresas y organizaciones. Buscamos potenciar y desarrollar habilidades para idear y llevar adelante un proyecto, una nueva unidad de negocio o un spin-off dentro de una estructura más grande.

¿Cómo es el camino que recorremos? 

Es un proceso de innovación social con los condimentos básicos de todo lo que hacemos. A lo largo de todo el programa, los equipos son acompañados por mentores de Njambre que actúan como guías a través de las distintas etapas:

  1. Conocernos como equipo, interiorizarnos en nuestras reglas y rutinas.
  2. Detectar la oportunidad de impacto al profundizar en el problema junto a usuarios reales.
  3. Definir el desafío e integrarlo con el modelo de negocio.
  4. Cocrear soluciones junto a usuarios reales, para luego testearlas y ajustarlas.
  5. Pitchear las soluciones a sponsors o socios internos, evaluar las soluciones y elegir el camino a seguir para la validación.
  6. Definir el modelo de negocio y cómo se va a sostener en el tiempo.
  7. Desarrollar un prototipo de bajo costo para validar la solución y perfeccionar el modelo. 

¿Para quiénes es? 

  • Para empresas que busquen generar habilidades emprendedoras y de impacto dentro de sus equipos.
  • Para quienes quieran cocrear nuevas soluciones de impacto dentro de la empresa.
  • Para quienes necesiten generar espacios de colaboración interna.

¿Qué habilidades ponemos en práctica?

  • Empatía y escucha activa
  • Creatividad y resolución de problemas
  • Pensamiento sistémico
  • Innovación con impacto
  • Comunicación 

¿En qué consiste el programa?

Durante los tres meses que dura el programa, los participantes atraviesan un proceso de innovación social en el que forman un equipo de equipos junto a Njambre. Es decir, trabajamos a la par de la empresa para  detectar el problema y generar una solución acorde. En el camino, los participantes también aprenderán a usar herramientas de innovación incorporando una mirada de impacto y poniendo en el centro al usuario. 

Además, tienen la oportunidad de entender el problema, cocrear soluciones y validarlas junto a los usuarios finales, para aprender así a desarrollar proyectos basados en necesidades reales. 

Al finalizar el programa, pueden elegir -junto a los sponsors y socios estratégicos- si desean seguir trabajando en su proyecto o avanzar con un MVP (Producto Mínimo Viable) para llevar sus innovaciones al mercado.

Independientemente de los resultados, la experiencia es enriquecedora en términos de habilidades emprendedoras. Los participantes se llevan un nuevo kit de herramientas para enfrentar  desafíos que se les presentan a diario, además de incorporar una mirada de impacto social y ambiental en sus proyectos. 

A la hora de conformar los equipos, en Njambre siempre pujamos por la diversidad. Así, elegimos reunir colaboradores de distintas áreas y niveles de seniority que puedan proporcionar diferentes perspectivas y abordajes sobre el proyecto: visión de negocio, tecnología, conocimiento del cliente, compras, etc. Cada empresa buscará el mix ideal y los participantes destinarán entre dos y tres horas semanales al proyecto. Los vínculos que los participantes forjen a lo largo del proceso serán sumamente enriquecedores a la hora de volver a sus obligaciones diarias.

Algunos aprendizajes:

El proceso lo hace un equipo, pero toda la organización tiene que ser parte. Es fundamental diseñar los caminos e involucrar a todas las personas necesarias para que el proyecto pueda ver la luz dentro de la organización: sponsors, decisores, áreas involucradas.

La colaboración es clave para que surja la innovación. No hablamos solo de colaborar internamente, sino también de generar alianzas con socios externos (organizaciones sociales, ecosistema emprendedor, fundaciones, grupos de interés) que faciliten el proceso de innovación social y aseguren un resultado que tenga en cuenta la mirada de todos los involucrados en la problemática. 

Una mentalidad de aprendizaje para no aferrarse a suposiciones o prejuicios. Por el contrario: mantener el diálogo con los usuarios finales y no tener miedo a repensar ideas o a empezar de cero para adaptarse a sus deseos y necesidades reales. 

Como todos nuestros proyectos, este programa se puede adaptar a las necesidades de cada empresa. Mientras algunas ya tienen el desafío definido, otras quieren identificar cuál es su oportunidad de impacto. 

Si querés que llevemos este programa a tu empresa, no dejes de contactarnos.

Notas que te pueden interesar:

+¿A qué nos referimos cuando hablamos de intraemprendedores?

+Las 4 prácticas emprendedoras que toda empresa necesita saber.

Compartí la nota en redes