¿Qué podemos aprender de los emprendimientos de impacto?

Por: Maria Esquivel

09/08/2021

Muchas veces nos encontramos con empresas que para tener impacto comienzan a donar un porcentaje de sus ganancias, o sus productos o servicios. A simple vista parece una buena idea. Sin embargo, si estas acciones están disociadas del modelo de negocio, son difíciles de sostener en el tiempo y/o ante cambios en la dirección de la empresa. A su vez, los consumidores están cambiando sus hábitos de consumo y exigiendo más coherencia entre lo que la empresa dice y lo que hace. 

Por suerte, hay una comunidad de emprendedores que está cambiando las reglas del juego en el mundo de los negocios y tiene mucho para enseñarnos a la hora de generar transformaciones profundas en la sociedad y en el ambiente. Hablamos de los emprendedores de impacto social o ambiental. La primera lección que nos traen es, justamente, que el impacto social o ambiental buscado tiene que estar alineado al negocio, a lo que la empresa sabe hacer. La segunda lección nos enseña que las transformaciones en los negocios ocurren solamente si sus equipos se transforman, trabajan en sus motivaciones personales y desafían sus creencias para crecer individual y colectivamente.

Inspirados en esos casos, en Njambre diseñamos una metodología muy útil y sencilla de aplicar para que los equipos puedan detectar y diseñar estrategias para generar impacto alineadas al negocio. 

Basándonos en la experiencia y la creatividad de los emprendedores de impacto, detectamos distintas oportunidades de impacto en ciertas áreas de un negocio:

 

  • Innovar en el producto: Emprendedores como Fracking Backpack crean un negocio a partir de ver riqueza en donde otros ven basura. ¿Podés crear un producto nuevo a partir de un descarte de tu proceso productivo? El diseño, la funcionalidad en el uso y la calidad son primordiales para que el producto se convierta en un hit y no en una anécdota. 
  • Develar talento: Dos grandes lecciones que aprendimos de Arbusta a la hora de pensar quiénes están trabajando en una organización es pensar el trabajo como punto de inflexión en la vida de las personas. y recordar que a trabajar se aprende trabajando. ¿Dónde estamos buscando talento hoy? ¿Nos animamos a desafiar el mito de la escasez de talento mirando en donde otros no miran o diseñando procesos de aprendizaje dentro de la empresa?
  • Buscar nuevos consumidores: Umana pone en evidencia que hay una demanda de productos o servicios que hoy no están siendo satisfechos, y van de la mano con una capacidad de pago que es ignorada. ¿A dónde y cómo llegan hoy nuestros productos o servicios? ¿Se podría adaptar nuestra propuesta a consumidores con menores ingresos? Lo mejor es que pensando en bajar costos, se consigue optimizar procesos. Además, el desarrollo de nuevas cadenas de distribución para un producto puede generar nuevos modelos de negocio.
  • Desarrollar la cadena de valor: Alma nativa, descubrió que cada uno de sus proveedores es también parte de su equipo y forma parte de la toma de decisiones. Este cambio de mirada les permitió mejorar la calidad, innovar y tener menos puntos ciegos en la experiencia del cliente. ¿Nos animamos a cocrear junto a nuestros proveedores? ¿Cómo podemos acompañarlos en su escala y desarrollo? ¿Nuestros procesos internos están preparados para recibir a emprendedores, cooperativas o pymes de impacto?
  • Acompañar el cambio de paradigma: Para Huduma bee, la forma de lograr que sus clientes adopten hábitos ecológicos es diseñando una alternativa superadora, sin que eso implique un mayor gasto o esfuerzo de su parte. ¿Cómo acompañamos a nuestros clientes hacia una vida en armonía con el ambiente? ¿Cuánto plástico le agregamos a su vida diaria? ¿Facilitamos la separación de residuos en su casa? ¿Consideramos la huella de carbono del producto que enviamos?

Por último, nos preguntamos: ¿cómo influye nuestra industria en la comunidad que la rodea? ¿Qué acciones estamos haciendo para colaborar con la regeneración del planeta?

Los consumidores están cada vez más atentos al impacto ambiental y social que generan sus compras, así que cuanto antes incorporemos esta mirada, antes vamos a conquistar su corazón. ¿Te interesa implementar algo así en tu empresa?

Escribime y te cuento cómo desde Njambre podemos potenciar tu negocio.

Compartí la nota en redes