Emprender en pandemia

Por: Njambre

11/10/2020

Parece un título catastrófico, pero lo que queremos contar es que se puede. Y no solo se puede, sino que se debe. Es el momento de ponernos más creativos que nunca y pensar soluciones realmente distintas para las desigualdades del mundo actual. 

En agosto lanzamos al mundo nuestra nueva creación: B3. Es una empresa de impacto que creamos con nuestros amigos Edu Serantes, Goni Campos, Manu Costa y Nacho Campos. Hacemos casas modulares, buenas, bonitas y baratas. 

Si bien esta era una idea que veníamos charlando desde hace un tiempo (los chicos, especialmente, la vienen pensando desde hace años), las circunstancias hicieron que todo el proceso inicial de crear una empresa, sucediera en medio de la cuarentena. Esto, como todas las experiencias, nos dejó sus aprendizajes. 

El primer problema fue que el modelo que habíamos pensado para B3 era un modelo comercial basado en la cercanía. Necesitábamos ver al usuario, caminar por distintos barrios del país y charlar con los vecinos, preguntarles qué problemas tienen en sus casas, qué soluciones conocen, qué necesitan y cómo. A nuestro favor teníamos unos cuantos años de experiencia en el sector público y social, especialmente en sectores dedicados a solucionar problemas de vivienda. Y ahora, que nos podemos mover de a poco, sí estamos teniendo esas charlas en distintos barrios que nos dan un panorama más completo y nos adelanta si la idea sirve o no sirve. 

El otro problema que tuvimos fue que estábamos todos lejos. Todas las reuniones para pensar y diseñar B3 fueron virtuales. Todavía no nos encontramos para chocar los codos y felicitarnos en persona por este lanzamiento y sus primeras dos construcciones. Pero lo logramos. Las reuniones virtuales tienen algo de eficiencia que hace que no se pierda tanto tiempo y se tomen decisiones concretas. 

Nos mantuvimos teniendo conversaciones y logramos empezar los prototipos. ¡Y empezamos! Lo logramos sumando equipo y motivación entre todos. Nos fuimos alimentando de los pequeños pasos que pudimos dar. 

Si, leímos los diarios. Estamos de acuerdo en que emprender en vivienda es complejo. Los desafíos estructurales en Argentina nos preocupan pero también nos impulsan a actuar con más energía y con más urgencia que nunca. ¿Nos acompañás? 

 

Si emprendiste o querés emprender en pandemia, acá van algunos tips: 

  • Empezar ahora. No hay un momento ideal para hacer las cosas. Y aunque este momento particular parece especialmente árido y hostil, entendemos que la urgencia crece: la crisis trae mayor desigualdad y eso nos impulsa a crear soluciones rápidas y eficientes. 
  • Emprender en equipo. También es un punto recomendable en un contexto complejo. Y si es con amigos, mucho mejor. Necesitamos de ese impulso que nos damos entre todos cuando uno se frustra o se cansa. 
  • Pensar a largo plazo. La pandemia es como una ventana de futuro, por más de que las cosas de a poco vuelven a ser como antes, si funcionó en este momento probablemente siga funcionando. Se viene un nuevo escenario, un mundo que va a ser diferente. Nuestro país va a tener por delante desafíos muy grandes. Hoy es más relevante que nunca pensar en modelos innovadores que puedan generar estas soluciones que transformen la realidad de quienes estén en situaciones de desigualdad. 

 

Sabemos que la situación de los emprendedores durante la cuarentena está siendo especialmente difícil, pero queremos contagiar esta necesidad que sentimos hoy de, más que nunca, pensar y crear empresas que reduzcan desigualdades, que acerquen servicios básicos a quienes no los tienen, brinden oportunidades laborales, transformen recursos y reduzcan el impacto ambiental. No es ambicioso pensar que ahí está la solución a estos enormes desafíos que el futuro nos plantea. 

Compartí la nota en redes